CANABIS, SEXO Y VIH ¿PREJUICIO O DESINFORMACIÓN?

May 16, 2020

 

Red Somos conversó con David Montoya, médico, pediatra  de la Universidad de la  Sabana y subespecialista en cuidado intensivo pediátrico, Diplomado en personal training y fitness, Diplomado en cannabis medicinal (en curso). 

 

 Fotografia: www.matillaplant.com

 

R.S: Cuéntanos,  ¿ Qué es el Cannabis y qué percepción tiene la sociedad con relación a esta planta? 

 

David Montoya: El cannabis sativa es el nombre científico de la planta, puede llegar a medir unos seis metros de altura en las condiciones más favorables; es un vegetal dioico, es decir, que tiene plantas macho y hembra que crecen por separado. En este caso las plantas hembra son las responsables de la producción, de las diferentes sustancias que tienen uso. Los humanos han cultivado desde tiempos prehistóricos esta planta por sus numerosos usos: como fuente de fibra textil, para extraer el aceite de sus semillas, hay registros escritos sobre este uso que datan de 2737a.C como psicotrópico y herramienta mística y espiritual.

 

Esta planta tiene alrededor de sesenta componentes, entre ellos está el THC (tetrahidrocannabinol para uso recreativo) que es el componente más conocido y con mayor psicoactividad y el CBD (cannabidiol que es de uso medicinal). La mayor parte de estos componentes se encuentra en las flores, de la planta hembra, las hojas y los tallos presentan menos cantidad. Existen varios tipos de plantas con distintas concentraciones.

 

R.S: ¿Es bueno o malo el consumo del Cannabis ?

 

David Montoya: Depende, en la literatura médica hay numerosos estudios acerca de los distintos usos que le ha dado al cannabis medicinal (CBD) desde manejo de epilepsias infantiles severas, dolores crónicos, fibromialgia, VIH, trastornos del ánimo y la conducta, etc. La lista es larga y los usos múltiples. Quiero hacer énfasis en que cannabis es toda la planta, la marihuana como la conocemos realmente haría referencia al producto de la planta que se usa para fines recreativos.

 

Hay estudios que relaciona problemas mentales, de depresión y aumento de enfermedades mentales con el uso crónico. Paracelso (1493 -1541) dijo “Todo es veneno, nada es veneno, solo depende de la dosis que se dé” aplicable también para el cannabis, no es algo inocuo y es una realidad que su consumo crónico, desmesurado y sin asesoría también tiene consecuencias.

 

R.S:  ¿Por qué existen prejuicios alrededor de esta planta?

 

David Montoya:  Los prejuicios nacen inicialmente del desconocimiento acerca de esta planta, el carácter prohibitivo en todas las sociedades, hace 15 años o más no se sabía acerca de todo el potencial terapéutico de esta planta, las cosas han ido cambiando y se ha logrado una mayor aceptación, así como también la eliminación de muchos tabús.

 

El cannabis es una de las sustancias más perseguidas en leyes escritas y no escritas tanto de la moralidad como de los valores predominantes que la han sumido en un proceso de degradación del cual ha sido difícil salir. Existe mayor aceptación del alcohol y el tabaco siendo igual o más dañinos. Por eso urge una regulación legal del uso de la planta, esto ayudará a disminuir la criminalización del consumo del cannabis.

 

R.S: ¿Ante la crisis existente del coronavirus, es terapéutico el Cannabis?

 

David Montoya: Depende, existen diferentes formas de consumir cannabis, lo usual es fumado o inhalado, en esta época de COVID19, lo que les sucede a las vías respiratorias cuando fumas cannabis es que causa cierto grado de inflamación, muy similar a la bronquitis, muy similar al tipo de inflamación que puede causar fumar cigarrillos, existen otras presentaciones de cannabis medicinal, aceites, extracciones vía consumo vía oral, en este caso el uso de cannabis medicinal podría ser útil para el manejo de niveles altos de estrés y ansiedad importantes. Aún faltan, muchos estudios para determinarlo dado que el virus es muy nuevo.

 

 Fotografía:  https://www.xlsemanal.com

 

R.S:  Algunas personas creen que el consumo de cannabis se realiza solo fumando ¿De que otras   formas se consume ?

 

David Montoya: El consumo de cannabis en forma de cigarrillo, porro, etc. es el más conocido. Hoy en día es fácil  encontrar diferentes maneras de consumirla, aspirando el humo como resultado de una combustión como con pipas o bongs. Puede realizarse por medio de vaporizadores donde se calienta a cierta temperatura esto con el fin de evitar el daño producido por la combustión. El THC (compuesto psicoactivo de la planta) es liposoluble pero no es hidrosoluble, es decir, se puede disolver en grasas, pero no en agua, entonces podremos encontrar diversos tipos de aceites, leches, mantequillas, facilitando el consumo oral y teniendo múltiples aplicaciones en repostería, por último, la industria farmacéutica ha sacado presentaciones sublinguales, parches dérmicos y cápsulas. 

 

R.S: ¿Qué relación hay entre el cannabis y el sexo? ¿Es una buena combinación? 

 

David Montoya: La combinación de cannabis y el ámbito sexual no es nueva, la cultura india más específicamente en el tantra ya se hace referencia a la administración de cannabis en diversas formas para mejorar el desempeño sexual, mejorar y prolongar las relaciones y aumentar la libido. Puede aumentar la libido, al causar más desinhibición permite que las personas se relajen y tengan relaciones más satisfactorias.

 

En múltiples encuestas a muchos consumidores, se ha visto que puede aumentar la frecuencia de las relaciones sexuales, los individuos refieren relaciones más placenteras y orgasmos más intensos. Distintos estudios científicos parecen indicar que el cannabis sí es efectivo como afrodisíaco ya que el tetrahidrocannabinol (THC) estimula la liberación de dopamina (la hormona de la felicidad) y anandamida (un compuesto que genera sensación de paz y felicidad). Sin embargo,

 

 

"Es importante saber que los efectos de la marihuana están determinados por la personalidad, la fisiología, la intención, el medio ambiente y la cultura del usuario."

 

 Fotografia:  https://www.lavanguardia.com

 

"El preservativo es altamente eficiente para reducir la transmisión sexual del VIH (argumento compartido con ONUSIDA). Su efectividad para prevenir las enfermedades de transmisión sexual se sitúa en el 95%. Los preservativos son muy accesibles, económicos y no necesitan prescripción médica. Además son fáciles de usar y no tienen efectos secundarios."

 

R.S:  ¿Qué relación hay entre el Cannabis, el VIH y  el cáncer?   

 

David Montoya: Los cannabinoides presentes en el cannabis son muy útiles en el manejo del paciente con VIH y cáncer, por un lado, en el VIH mejoran en un 95% de los pacientes la inapetencia, mejorando así la pérdida de peso y consiguiendo un mejor estado nutricional tan necesario, mejora la ansiedad, las náuseas y los distintos tipos de dolores secundarios a esta enfermedad.

 

A nivel de cáncer nos puede ayudar a manejar por un lado los síntomas desagradables de la quimio y radioterapia (dolor, anorexia, vómito etc). En etapas terminales del cáncer podría tener un gran papel en los cuidados paliativos. Aquí en esta fase terminal adquiere particular importancia el efecto psicoactivo del THC para ayudar al paciente con el sentimiento de angustia de las fases terminales de muchas enfermedades. La sensación de bienestar, relajación, desapego de la situación real, alivian al paciente y a la familia al no ver sufrir a su familiar.

 

R.S:  Por último  ¿Cómo es  la situación legal en el  campo  de la salud? ¿Está regulado?   

 

David Montoya: Desde el año 2016 se promulgó una ley que permite el cultivo, la fabricación de insumos y los productos demandados en la industria farmacéutica, así como en sectores de la industria de los cosméticos y de las fibras textiles, entre otros. Este año el INVIMA autorizó al Laboratorio Khiron Life Sciences para comercializar en nuestro país el primer medicamento a base de cannabis medicinal como coadyuvante en el tratamiento de síntomas presentes en diferentes patologías como dolor crónico, ansiedad, parkinson y epilepsia refractaria.

 

El negocio es tan llamativo que en Colombia hay más de 60 empresas autorizadas para funcionar en el país y el Ministerio de Justicia otorgó el año pasado 543 licencias a compañías que solicitaron permisos para cultivos de cannabis psicoactivo (138), no psicoactivo (323) y semillas (82). Sin embargo, su legislación para la legalización de su uso recreativo como en países como Canadá y Holanda aún le falta mucho por recorrer. 

 

 

"La invitación es a leer más, a documentarnos para tener de conocimiento  y sacar nuestros propios juicios de valor. La mayor parte de la satanización de este tema y de otros temas tabúes en nuestra sociedad parte de la desinformación." 

 

 

Reservados todos los derechos; queda prohibida la reproducción parcial o total sin previa autorización.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

RED SOMOS LLEGA A IBAGUÉ CON EL PROYECTO “PARTICIPAR PARA INCIDIR”

February 9, 2018

1/4
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo