Impactos del conflicto armado en las personas LGBTI, llega a los Espacios de Escucha de la Comisión de la Verdad

October 21, 2020

Bogotá, 20 de octubre. - El conflicto armado hizo aún más cruenta y evidente la discriminación contra lesbianas, gais, bisexuales y transgénero. Los actores armados usaron formas

 

 

Según diferentes informes de las organizaciones LGBTI, en el marco del conflicto las personas de este movimiento vivieron violencias sexuales y reproductivas de todo orden, limitaciones a su capacidad de locomoción, amenazas, homicidios, desplazamientos forzados, y eliminación de sus espacios de esparcimiento y encuentro, entre otras. En los comunes panfletos amenazantes y listados de personas obligadas a desplazarse del territorio, por lo general se encontraban los nombres de personas que los grupos armados ilegales señalaban como ‘maricas’, ‘afeminados’, ‘areperas’.

 

Estas y otras afectaciones a las personas LGBTI, durante el conflicto armado, serán expuestas a la Comisión de la Verdad durante el Espacio de Escucha Desarmando el prejuicio: verdades desde la diversidad sexual y de género, que se realizará este 22 de octubre de 4.30 a 6.30 p.m. Éste, será una oportunidad para amplificar las voces de las víctimas de la violencia por prejuicio contra personas LGBTI y escuchar sus experiencias de afectación por cuenta de la guerra, y también sus historias de afrontamiento y resistencia para la garantía de sus derechos y la construcción de paz.

 

Contexto

 

Según diferentes informes de las organizaciones LGBTI, todas estas violencias se justificaban en el prejuicio y la discriminación y fueron ejercidas por guerrillas, paramilitares y fuerza pública o agentes estatales, con el objetivo de mantener un orden social/moral a través de la imposición de la heterosexualidad como norma para ordenar y regular las relaciones; cualquier otra orientación sexual o expresión del género, fue usada y castigada incluso con la muerte.

 

Las formas particulares de violencia que ejercieron los actores armados contra las personas LGBTI muestran que su intencionalidad, a diferencia de lo ocurrido con otros hechos victimizantes y otros grupos de personas ha sido justamente aniquilar la diversidad sexual y de género.

 

En el 2017, la Organización Colombia Diversa ha encontrado que la desconfianza hacia la entidades estatales, la falta de reconocimiento como víctimas, el miedo a la estigmatización, la posibilidad de revictimización por parte de funcionarios, la persistencia de grupos armados en los territorios y temor a descubrir o revelar su identidad de género u orientación sexual cuando no ha sido mencionada dentro de sus grupos familiares, hacen parte de las barreras sociales y culturales que inhiben la denuncia de los hechos por parte de víctimas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero.

 

Solo hasta el año 2012 el Formato único de declaración (FUD) incluyó categorías que permiten hacer un seguimiento a víctimas de los sectores sociales LGBT, las bases de datos anteriores a este no incluían la variable de orientación sexual e identidad de género. A partir de esa fecha las víctimas LGBTI, con relación a hechos ocurridos desde el 1 de enero de 1985, registradas por la Unidad para las Víctimas no alcanzan a ser el 1 por ciento.

 

El desplazamiento y las amenazas, seguidos de delitos contra la libertad y la integridad sexual, son quizá los hechos ocurridos desde 1985 más declarados por las personas LGBTI ante la Unidad para las Víctimas. Vale decir que este listado se limita a los 11 hechos victimizantes de la Ley 1448 de 2011 y no incluye hechos como los cambios forzados en la performatividad de género, humillación pública, limitaciones a la circulación y demás, que viven de forma concreta las personas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero.

 

El subregistro de estas violencias no permite la correcta reparación de las víctimas ni la implementación de políticas públicas para la no repetición de las mismas. Por este motivo, la Comisión ha identificado la necesidad de dar un lugar a las víctimas LGBTI de la violencia por prejuicio en el relato sobre el conflicto armado, a las causas de las violencias de las que continuamente son víctimas, sus impactos, y los mecanismos de afrontamiento.

 

La Comisión de la Verdad busca, a partir de esos hallazgos, profundizar en la experiencia particular de lesbianas, gais, bisexuales y transgénero, para determinar patrones específicos de conducta de los actores armados, impactos concretos en personas y organizaciones LGBTI, y herramientas de afrontamiento y resistencia. No es posible una verdad completa, sin hablar de los dispositivos de violencias basadas en la discriminación y la defensa de la norma heterosexual, y sin analizar la posible connivencia social, familiar y comunitaria.

 

El Espacio de Escucha también pretende ser un homenaje para las víctimas LGBTI perseguidas, estigmatizadas y asesinadas bajo el argumento del establecimiento de un orden social moral, y para las y los líderes que abrieron el camino para muchas otras personas, aún en medio de las inmensas presiones del conflicto armado en Colombia.

 

La Comisión de la Verdad quiere resaltar el profundo valor de los actos de resistencia de las personas LGTBI y sus familias, y de sus esfuerzos para tejer redes sociales de apoyo que siguen salvando muchas vidas. Esperamos ser una plataforma que permita al país escuchar las voces de las víctimas LGBTI fuerte y claro y, sobre todo, confrontarse con sus propios prejuicios que se expresan en prácticas cotidianas de homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia. Invitamos a desarmar el prejuicio como una práctica necesaria para la construcción de una paz justa y equitativa.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

RED SOMOS LLEGA A IBAGUÉ CON EL PROYECTO “PARTICIPAR PARA INCIDIR”

February 9, 2018

1/4
Please reload

Entradas recientes

November 25, 2020

October 16, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos