El PARO NACIONAL es justo para los sectores LGBTI, las personas con Vih y migrantes


En contexto, el 29 de Abril del 2021 el Departamento Administrativo Nacional – DANE publicó los resultados 2021 de la medición de la pobreza monetaria en Colombia incrementándose significativamente en todo el territorio nacional. Hoy en Colombia existen 21.021.564 de personas pobres, representando el 42% de la población total y donde Bogotá concentra el mayor aumento de pobreza del país. Además de lo anterior, del universo de personas en situación de pobreza (21 millones), 7.470.265 son pobres extremos. Es decir, no perciben ingresos superiores a 145.000 pesos al mes (38 USD) y se estima que estos hogares consumen 1 o menos comidas diarias. Las mujeres jóvenes, sin escolaridad, sin empleo o independientes, con tres o más hijos y sin afiliación a pensiones son las más afectadas. Aún así, el gobierno plantea una reforma tributaria y una reforma a la salud que empeorará las condiciones generales y vitales de las personas en el Colombia.


En particular la pobreza se asocia a grupos de mayor vulnerabilidad y fragilidad social, a la enfermedad, al estatus migratorio, al género. Las probabilidades de empobrecimiento son mayores por causa de los costos económicos en el sistema de salud y en los gastos de bolsillo que acarrea una enfermedad como el Vih-Sida, por la expulsión de hogares y lugares de trabajo por razón de prejuicio y discriminación que arrojan a la calle y al riesgo social a personas de los sectores LGBTI mayormente Trans, por la informalidad y precarización laboral por ser migrante irregular. Con seguridad en las cifras de pobreza encontramos personas viviendo con vih, de los sectores LGBTI y migrantes, condiciones que le hacen más vulnerables.


Como ciudadanía y organizaciones de base comunitaria hemos apostado por la movilización social para alzar la voz sobre la inconformidad y la necesidad imperante de transformar la política social y de salud en Colombia. Todos los sectores sociales (estudiantiles, afros, LGBTI, indígenas, sindicales, campesinos, entre otros) hacemos un llamado al gobierno nacional para detener las reformas presentadas al congreso y por el contrario, aumentar la inversión pública en la reactivación económica, en la asistencia social y el empleo indispensable en estas épocas de emergencia sanitaria.


Sin embargo, a una semana de haber iniciado estas movilizaciones los resultados han sido nefastos; ciudadanos detenidos irregularmente, heridos, muertos y desaparecidos. En general, los gobiernos locales han hecho un esfuerzo por garantizar el derecho a la protesta sin embargo el uso excesivo de la fuerza militar y policial sumado a la fragilidad social de la pobreza develan un país fragmentado, un gobierno sin legitimidad social y sobretodo, un país confrontado por el hambre y las necesidades básicas insatisfechas. Al que se le suma un incipiente plan de vacunación para la covid-19 y la migración venezolana más alta de Latino América.


Por todo lo anterior, Red Somos reafirma el llamado social para detener las acciones no garantistas de derechos en Colombia. En particular, la reforma a la salud que, en el texto presentado al congreso, afectará directamente el acceso universal a la salud de las personas viviendo con VIH, migrantes y personas de los sectores LGBTI. Al que se le suma las condiciones estructurales de pobreza ya mencionadas en el país. Hoy más que nunca, participamos para incidir en escenarios de diferentes niveles como lo es la comisión asesora en DDHH de la Defensoría del Pueblo (Ver comunicado adjunto), los espacios consultivos de salud y las calles. Nuestro compromiso es que nunca, nadie se quede atrás.


Ver comunicado de la Plataforma de las Americas y el Caribe de Coalition Plus Aquí

Tomado de la Web; Ilustración: @mismariconadas

Entradas destacadas
Entradas recientes